Uotoku

 

¿Por qué lo elegí? Pues porque es uno de los mejores valorados en tabelog de todo Tokio. En el listado que tomo de referencia de Febrero de 2015 aquí estaba en la posición 16. He revisado a Febrero de 2017 y estaba en la posición 23. Así que dentro del top 25, no está nada mal… Por delante de muchos estrellados. El precio está entorno a la mitad de los tops de Ginza, así que me decidí a probar.

No creo que me arrepienta haberlo probado. Antes iría a otros si pudiera elegir, pero una vez que he ido, creo que la experiencia – que poco me gusta ese palabro para referirse a una comida – fue interesante. Está algo apartado en el norte de Tokio, alejado de las típicas zonas de sushiyas como Ginza o Yotsuya. Al igual que Hayashi hay que estar un buen rato en transporte público hasta llegar y es parte del encanto. Les pongo unas fotos de la casita en la que está, probablemente la casa del dueño y del comedor con su suelo de tatami.

Fachada

Detalle de la barra. Sólo 6 comensales.

 

El reclamo de este sitio que había leído es “Cocina de Kyoto y sushi, todo en uno”. La verdad es que los entrantes fueron excelentes, el buri (una especie de pez limón), el pulpo, el hirame (algo intermedio entre rodaballo y lenguado), el cangrejo,… el sushi muy bueno, si se compara con otros sushiyas de en teoría a este nivel, ya no tanto, parecía algo más basto. Sin darle la forma tan peculiar que cuidan tanto en otros sitios, aunque hay que reconocer que el pescado/marisco (neta) era muy bueno.

Lo más peculiar del sitio es que sólo está el sushiya*, él solo para servir todo, desde las bebidas y servir las comidas. Como aprendí más tarde, también para preparar las cosas porque no tenía nada avanzado, limpió el hirame delante de los comensales, preparo el sashimi y guardó los lomos para otro comensal que llego más tarde. Y así tardó lo que tardó, los entrantes como dos horas y media, y ya los nigiris tardaron menos, como hora y media!!! Cuatro horas de comida, menuda desesperación!! En los sushishos estas 3-4h también pero el ritmo es frenético, con el itamae con dos o tres ayudantes, y otros tantos en la cocina para los mismos comensales o un par más.  Si les soy sincero empecé con mucho ánimo pero creo que llegué a dar alguna cabezada entre nigiri y nigiri. El jetlag y esos tiempos entre platos me mataron…

La gran pregunta es ¿por qué está tan bien valorado? Bueno, me imagino que el que esté solo y el sitio es parte del encanto. Ver como el sushiya prepara todo, conversar con él (el inglés era bastante limitado) y estar en un sitio tranquilo, muy tranquilo (zzzzzzzzz…). Como he dicho la calidad de los pescados era excelente. Por supuesto era el único no-japonés, y el único que no iba advertido de que iba para largo. La gente venía con libros o conversaba con su pareja, sólo éramos 6, una pareja, tres “solo – dinners” y el españolito que no se enteraba y roncaba entre platos… Fundí la batería del móvil. He de decir que el ambiente de tranquilidad era super Zen. En algún momento me sentí como el protagonista del comic “El Gourmet Solitario”.

Antes les recomendaría ir a otros pero si van, llévense un libro, relájense y disfruten!

(*Sushiya se utiliza para referirse al establecimiento donde se sirve sushi o a la persona que suele ser el dueño del restaurante.)

Tara Tamago (huevas de bacalao) con ostra

Tako (pulpo)

Sashimi de Hirame con Ponzu o sal. Al pescado blanco le va muy bien la salsa ponzu también.

Tataki de Buri con sabor a ajo.

Toyama (cangrejo) las patas

El mismo cangrejo pero el cuerpo desmigado mezclado con arroz.

Sopa de tara (bacalao)

Chutoro

Anago

Kampachi

Otoro

Saba

Buri tataki (el de antes pero sin sabor a ajo)

Shirako, literal es hijos blancos, que son las hueva de leche de hata, bacalao

Kohada

Akami

Tairagai

Bafun uni de Hokkaido

Fruta de postre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *